Breve apunte sobre la Todología

La Todología es una invención del lenguaje para encubrir que no se tiene idea de lo que se realiza. Está enfocada a la reacción y, por tanto, deriva de las prisas: el conocidísimo ‘bomberazo’. Todo urge, todo hay que resolverlo ya.

El todólogo y el administrador son dos facetas de una misma persona. Pero no se llevan; aunque usan la misma ropa no son equipo. El todólogo es feliz obstruyendo al administrador. El administrador se autoengaña pensando que el todólogo le hace bien  el trabajo, y es condescendiente.

El todólogo es efectista, improvisador como ninguno, es más bombero que el mejor bombero y esa es su zona de comodidad: subiendo al edificio en llamas logrará ser visto y reconocido. Por eso abundan, aquí abajo, los que dicen “hay que hacerle al todólogo”. Y si usted quiere serlo, está bien: sofocará muchos incendios y veremos, todos, las cenizas.

Anuncios

¡Bienvenido tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s