Dimensionando el estrés

Una de las primeras herramientas que tenemos para interpretar nuestro entorno son los valores. No solo al inicio de nuestras vidas sino por toda su duración.

Hoy podemos entender que detrás del «permite que la señora se siente en tu lugar» había una noción de cortesía, que detrás del «ofrece a los demás de lo que vas a comer» había una noción de generosidad, o que en el mero acto de saludar hay un principio de colectividad.

Se presenta una dualidad interesante en los valores: a la vez que permanecen inalterables, con el tiempo se tornan más específicos. La cortesía se convierte en preocupación, la generosidad en altruismo, la colectividad en asociación.

Al ser una convicción infranqueable de lo que es correcto, los valores nos imprimen una conducta distintiva y, en última instancia, una personalidad.

Día con día buscamos confirmar este esquema de valores, este modelo con que interpretamos y contribuimos a nuestro entorno. Por la sencilla y primordial razón de que su cumplimiento nos proporciona equilibrio emocional: justifica un esfuerzo.

Si nuestro valor es el éxito, generalmente relacionamos su satisfacción con la obtención de un título profesional o con la adquisición de un inmueble o un automóvil. Si nuestro valor es la salud, entonces procuraremos hábitos alimenticios balanceados o un estilo de vida en general que no conlleve riesgos innecesarios.

Esto es, los valores implican aspiraciones, objetivos que cumplir. ¿Pero realmente se puede acceder a todo lo que se desea?

Sabemos la respuesta: es, cuando menos, un proceso lento. Y el no consolidar nuestros deseos genera estrés: porque no estamos verificando ese valor que guía nuestras vidas, no estamos consiguiendo un equilibrio.

Tenemos ya los componentes de este evento y podemos definirle: el contraste negativo de nuestras aspiraciones y la realidad que vivimos, genera estrés. A todo aquello impidiéndonos conservar un estado de equilibrio general, le llamamos estrés .

A ti, ¿qué valores de vida te impulsan a buscar un equilibrio?

Agradezco tu lectura.

Anuncios

¡Bienvenido tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s