Después del paradigma, otro paradigma.

Las ciudades se reponen a desastres naturales cada año. La medida y rapidez con que lo logran, tiene que ver con los conocimientos preventivos y reconstructivos que su población posea.  Las no pocas experiencias dolorosas habrán proveído parte de ese saber y otro tanto lo habrá intencionalmente procurado el hombre, en su necesidad de preservación de la especie y (¿por qué no?) en su ambición de dominio de la naturaleza.

Cada terremoto, cada inundación, cada huracán, resquebraja un paradigma, un orden establecido.

Para las empresas, ésta es una época propensa, como nunca antes, al desastre. Los consumidores mudan sus preferencias fácilmente y ello complica conocerles de manera más o menos acertada: la fidelización del cliente es un reto mayúsculo. En el desarrollo de la competitividad, puede encontrarse la manera de cumplirlo.

Esto obliga a la empresa a mirar hacia dentro de sí misma: a revisar la calidad de su personal, detectando sus necesidades de conocimientos, valores y actitudes. Cuando una organización competente demanda recurso humano competente, ¿deben las ciudades proveerlo, o bien la empresa desarrollarlo?

Hoy en día, se aprecia una marcada sinergia en este rubro de preparación o capacitación entre ciudades y organizaciones, pues el fin es común: sobrevivir. Las organizaciones ganan con el desarrollo de mercados; las ciudades se benefician con la consolidación de economías.

Conforme una sociedad se ve capaz de resolver sus necesidades, capaz de procurarse satisfactores, su calidad de vida aumenta y se vuelve competitiva. Todo esto se refleja necesariamente en mayores exigencias por parte del cliente: mayor calidad, mejores precios, rapidez de atención, entre otras.

En este paradigma de la ultrafragmentación de mercados o consolidación de nichos, la conducta del consumidor no es el peligro: pero sí lo es la empresa no competitiva, incapaz de reconfigurarse para responder y establecer en la capacidad y calidad de respuesta su nuevo paradigma.

Anuncios

¡Bienvenido tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s